Cómo y donde se realiza la extracción de la sangre de cordón umbilical

La extracción de la sangre del cordón umbilical se realiza en el momento del parto, por el mismo personal sanitario encargado de atenderlo.

Es una operación muy sencilla que no tiene ningún riesgo, ni para la madre ni para el bebé.

Normalmente, la empresa con la que contratemos el servicio nos enviará en el momento de formalización del contrato un kit con todos los elementos necesarios para realizar la extracción.

Aunque es una operación sencilla, es necesario avisar con antelación al parto al personal sanitario que se encargará de atenderlo para que estén preparados.

Es importante que la extracción de la sangre del cordón umbilical se realice cuando éste haya sido cortado del bebé pero se encuentre todavía unido a la placenta.

La sangre obtenida se guardará en unos contenenedores especiales incluidos en el kit proporcionado por la empresa y se trasladará a las instalaciones en los que se almacenará congelada. Normalmente pasan entre 24 y 48 horas desde el momento de la extracción hasta que quedan guardadas en el laboratorio definitivamente.

Durante el traslado, la temperatura de la sangre permanecerá entre 4º y 10º.